El Backup o copia de seguridad es una actividad esencial para garantizar la disponibilidad de los datos digitalizados. De este modo, se crea una rutina que consiste en la copia automática de los datos en servidores de backup o medios externos. Así, se puede recuperar la información en caso de incidentes.

Los ataques como ransomware no paran de aumentar. Muchas empresas se convierten en rehenes de criminales virtuales que cripotografían los datos almacenados en sus servidores. Posteriormente, estos criminales cobran un rescate en monedas virtuales para devolver el acceso. Una de las soluciones antes este tipo de ataque consiste en tener un backup de los datos que fueron criptografiados.

En este ejemplo, el backup es imprescindible. Sin embargo, existen otras situaciones donde tu empresa puede necesitar de un backup. Como por ejemplo cuando se borran accidentalmente archivos o se necesita recuperar datos tras un desastres.

Frente a este panorama, vamos a recordar algunos conceptos importantes sobre el Backup.

TIPOS DE BACKUP

Pensar en un backup para un pequeño volumen de datos puede ser simple. Solo es necesario copiar los archivos en un medio externo. Sin embargo, cuando se trata de ambientes mayores, es crucial tener una estrategia bien definida.

Completo

Como el nombre sugiere, es la copia completa de todos los archivos. Así, esta modalidad ofrece la mejor protección en relación con la pérdida de datos. De cualquier forma, debido a que necesita mover un gran volumen de datos, es la modalidad más costosa y que tarda más tiempo. Especialmente, por el alto consumo de recursos, el espacio de almacenamiento de los datos copiados, la capacidad de procesamiento y el uso de la red.

Frente a esta situación, crear rutinas de backup completas aunque es importante puede ser inviable para la infraestructura de la empresa. La mejor solución puede ser la integración del backup completo con otras modalidades como las que citaremos a continuación.

Incremental

El backup incremental ha sido planeado para evitar copiar todos los archivos en cada proceso. De esta forma, se ahorran recursos. Esta modalidad puede ser implementada tras el primer backup completo. Así, el backup incremental solo copiará los datos alterados desde el ultimo evento de backup (ya sea incremental o completo).

El backup Incremental almacenará fragmentos de backup. Con ello, se genera un proceso mucho más barato que la copia completa. Además, es más rápido y ocupa menos espacio de almacenamiento. Sin embargo, es importante señalar que realizar numerosos backups incrementales sin intercalarlos con backup completos puede generar dificultades a la hora de recuperar los datos. A la hora de recuperar los datos, será necesario acceder al último backup completo junto a todos los fragmentos incrementales.

Diferencial

El backup diferencial puede ser una solución intermedia. No es tan ágil como el incremental ni tan costoso como el completo. Tras el primer backup completo, cada backup diferencial solo copiará los datos que fueron modificados desde el último backup completo. O sea, la referencia del backup diferencial no es el último evento de backup, sino el último evento de backup completo.

En esta situación, cuanto mayor sea la secuencia de backup diferenciales, mayor será la cantidad de archivos que se copiarán. Sin embargo, el proceso de recuperación estará relacionado con el incremental. De este modo, para una recuperación completa, solo hay que recuperar el último backup completo y el último backup diferencial.

VENTANAS DE BACKUP

Como ya señalamos antes, la creación de una rutina de backup es crucial. Sin embargo, una preocupación constante es el uso de recursos. Además de una buena planificación relacionada con la modalidad de backup que debe usarse, es importante elegir el horario en que los procesos serán ejecutados.

¿Te imaginas hacer un backup completo en el horario de comercial? El perjuicio puede ser alto, hasta el punto de causar interrupciones de servicios que disputarán recursos de red y de hardware. Recordemos que el proceso de backup generara una alta carga.

Frente a esta situación, es importante certificar que los procesos de backup además de estar funcionando correctamente, están siendo ejecutados en ventanas correctas de tiempo. O sea, garantizar que el backup se realiza en un horario diferente al comercial.

Con TRAFip es posible crear alarmas que monitoreen los servidos de backup. Así, en caso de que se registre actividad de red compatible con el proceso de backup, el equipo de TI será avisado inmediatamente. De esta forma, podrá anticiparse a los problemas que esto pueden generar.

¿Quieres saber más? En el siguiente enseñamos cómo configurar una alarma para detectar actividad de backup en horario comercial.

 

CONSIDERACIONES FINALES

TRAFip es un sistema de análisis de tráfico que permite determinar qué, cómo, cuándo, dónde y quién usa la red.

En este sentido, no hay duda de la importancia de invertir en la gestión de la red. Así, no solo obtendrás beneficios de visibilidad de red, sino que tendrás una forma complementaria de prevenir problemas que puedan causar la interrupción de los servicios de la red.

Teniendo esto en cuenta, Telcomanager que está desde el 2002 en el mercado, líder de América Latina en el sector de software para la gestión de redes, ofrece soluciones inteligentes con una metodología única e innovadora para el monitoreo de datos, lo que proporciona una visión estratificada del tráfico, permitiendo que su empresa controle los principales aspectos de su red en tiempo real.